Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (6)
Miembros (0)
Anonimos (6)

Detalles



Miembros 7539
Visitantes 23514065
Hoy 483
Articulos 5693
Noticias 459
Enlaces 744
Screenshots 341
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11921
Foros 82863

Detalles...
 
Relato seleccionado del mes de marzo 2007
 III Premio Nacional de microrelatos El Basar - Microrelatos ganadores
 Relato seleccionado del mes de marzo 2007
Título: Tres árboles

Autor: Juan Jesús Amo Ochoa


Edad:

Ciudad: Albacete

Idioma: español

Seleccionado: Seleccionado del mes de marzo - 2007

Relato seleccionado del mes de marzo 2007    5 Pts : 1 Votos

Cada mes se escogen varios microrelatos que si bien no pueden optar al primer premio y al de finalista, si entran en la publicación que se editará en abril. Este es uno de ellos.
Tres árboles

Otro día iba caminando por un sendero. A lo mejor estaba peregrinando o a lo mejor no. El caso es que tenía hambre. Tenía sed, la boca como una zapatilla vieja. Los pies me dolían –sangraban en realidad-. Con los ojos turbios, me fije en que el sendero discurría junto a una cerca de piedras, algo más alta que yo mismo. Una cerca cuidada, sólida, construida por manos hábiles y capaces. En un punto, sin embargo, bien porque la cerca era algo más baja o bien porque el camino se elevaba, pude ver el interior del cercado. Un huerto, quizá el más hermoso huerto que yo haya visto jamás, se extendía hasta donde abarcaba la vista. Se perdía en la distancia en una bruma fresca, de color verde. En el horizonte se podía entrever la silueta blanca de un castillo o un gran palacio. Toda clase de frutas, de flores, de plantas aromáticas crecían por todas partes. Hierba jugosa, hojas suculentas que prometían alivio y sombra. ¿Quién sería el Señor de estas tierras? ¿El Marqués de Carabás?. Tenía las pestañas llenas del polvo amarillento del camino y los labios resecos. Pero los ojos sedientos ya no me lloraban y la boca era un agujero seco, desnudo y arenoso –sin nada donde sentarse o que comer-. Justo al lado del camino, de manera que sus ramas asomaban tentadoras por encima de la cerca, tres gigantescos manzanos ofrecían sus frutos. Manzanas rojas, brillantes, dulces como un refresco. El cercado parecía más bajo en ese punto a propósito. Y entonces me fijé en la losa. Estaba colocada en el muro y en ella, grabado en la piedra, se podía leer lo siguiente:

El primero es para los que van.
El segundo, para los que retornan.
El tercero, para los que desobedezcan.


Yo... ¿iba?, ¿volvía?. ¿Me dirigía hacia alguna parte? ¿Regresaba a algún hogar lejano?
Tenía que pensarlo bien, muy bien. Porque de una gruesa rama del tercer árbol pendían los macabros restos de un ahorcado.



Publicado: 12 Abril 2007 22:45
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Raymond Carver
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page ©  

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.36 segundos ¡que rápido!
Ir arriba