Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (73)
Miembros (0)
Anonimos (73)

Detalles



Miembros 7526
Visitantes 22543185
Hoy 1698
Articulos 5693
Noticias 460
Enlaces 744
Screenshots 342
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11929
Foros 82862

Detalles...
 
¿En qué estarán pensando los escalares?
 Comentamos su libro
  ¿En qué estarán pensando los escalares?
Título: ¿En qué estarán pensando los escalares?
Autor: Juan Carlos Romero Mestre
Género: Novela cubana contemporánea
Editorial: VisionNet
ISBN: 84-98214-49-1



Contraportada: La novela inicia en la Habana de los años ochenta y noventa, donde un grupo de estudiantes que representan la élite de los hijos dula clase dirigente, ínternados en la escuela vocacional "V,. I. Lenin", se reúne los fines de semana en la casa de visita de un alto cargo del aparato gubernamental conocida como la Pradera. Entre risas, juegos y amores de adolescentes, conocen al negro José, un babalaow que les cambiará la vida para siempre. A través del camino seguido en la vida por seis estudiantes elegidos por el santero, se dibuja el prototipo de una Cuba decadente en los aspectos éticos, sociales, morales y económicos, caráctrístico del úl im o pe odo de la Revolución Cubana y que concluye en el período inicial de una Hipotética Cuba democrática. Con un lenguaje en ocasiones popular y directo, el autor plasma tanto las angustias, esperanzas y avatares en las existencias de estos jóvenes, actores sin proponérselos de una trama compleja, cuyos destinos en ocasiones se entrecruzaran y tomaran rumbos inesperados.

CÓMPRALO AQUÍ

¿En qué estarán pensando los escalares?    5 Pts : 3 Votos

Comentario de Juliopez


Los escalares son peces preciosos que viven en cautividad dentro de peceras artificiales. Una excelente metáfora para describir una sociedad, la clase dirigente cubana en los años circundantes al término de la guerra fría.

La novela, primera del autor, es en esencia un retrato fiel y preciso de un estilo de vida en el que la decadencia ética y la exaltación de los lemas rozan la comicidad.
Bien escrita, aunque sin un hilo conductor definido y demasiado pendiente de las pinceladas del paisaje, Juan Carlos Romero pasa por alto –quizá de forma premeditada- la auténtica psicología de los escalares, y no sólo de ellos sino también de quienes los contemplan desde la propia pecera, como sería el caso de José, alter ego de un ideal cubano, un símbolo de inocencia “revolucionaria” que pudo ser pero no fue.

Toda la novela, escrita desde la mirada taxativa del narrador, es una manifestación de frustración y fracaso de un régimen, de un sistema incapaz de ofrecer ilusión a su propio sistema operativo, demasiado instalado en la autocomplacencia. La denuncia, podría decirse entonces, es decididamente más explícita y discursiva que implícita o sugerida, aunque para ello el autor se haya tenido que meter a fondo en la piel de los elegidos, o protegidos por el régimen.

Es en este último punto donde la confusión está servida y en el que ciertamente no queda claro el lugar desde donde el narrador-protagonista nos cuenta la historia, pues a veces ocurre que es de sus juicios de valor despreciativos hacia una supuesta izquierda de donde parece sacar la fuerza moral para mantenerse dentro del estatus social afín a esa “izquierda”.

Una contradicción natural y muy abundante en Cuba, por otra parte, una hiriente paradoja para quienes estamos acostumbrados a ver a este país con ojos somnolientos y amables. En el fondo de la cuestión, pareciera que son los prejuicios (hacia la homosexualidad y el color de piel por ejemplo), y las rudimentarias ideas de “patria o muerte”, lo único capaz de acoplarse con auténtica metamorfosis en todo sistema que se instale en la isla.

Construida de una manera inteligente, la arquitectura de la novela es brillante y mantiene al lector atento desde un principio dentro de una trama invisible, en la que son estrellas el sexo y las pesadumbres adolescentes. Las conversaciones, que intentan –quizá desmesuradamente- reflejar un ambiente ocioso e irreflexivo caen a veces en el lenguaje plano y fácil, que nos muestra una pared de pecera opaca, demasiado semejante –quizá construida con esa intención- a las de cualquier escuela burguesa y de alto nivel europea.

Por último reseñar la figura del oráculo como emblema salvador de una Cuba que se debate entre entregarse al enemigo o dignificarse. Aunque el modo y la directa crítica hacia una realidad por parte del oráculo, pretenda recogerse en los datos más que en una visión novelada, o costumbrista, como cabía esperar desde un principio.


Juliopez




Comentario de Icaras



Juan Carlos Romero elige una carta de presentación arriesgada para su primera novela, una pregunta que traslada al lector “¿En qué estarán pensando los escalares?”. La pregunta que lleva por título la novela del autor ofrece la clave que sostendrá el leitmotiv de toda la novela y marcará la pauta de su relación con el lector/a.

El escalar o también conocido como pez Ángel configura la metáfora a partir de la cual son atrapados los protagonistas. Los escalares son peces que se desplazan en grupos y aunque provienen de la región central de Brasil, son ocupantes habituales de acuarios y peceras. Su vistosidad y colorido los convierte en un tipo de vertebrado muy buscado. A pesar de la innegable belleza que los acuarios poseen, así como de la tranquilidad que brindan a quienes contemplan los lentos y suaves deslizamientos de sus ocupantes, no dejan de estar atrapados en un pequeño ecosistema, aislado, cerrado e impermeable.

Narrado en primera persona, el protagonista desgrana las historias de sus amigos y amigas de la adolescencia: la historia de Tatiana, Isabel, Josefina, Katina, Mausutt, Fernando, Wilfredo, Vega, Odalys, Yamila, Pavel,…, jóvenes adolescentes en la Cuba post-revolucionaria. Historias que se configuran como una pecera de bellos escalares, encerrados entre los límites de la isla. Niños ricos, pertenecientes a esa selecta y selectiva clase de padres que conforman los cargos dirigentes de Cuba.

Escindida en dos, un antes y un después, propio del recuerdo que marca una etapa importante e imborrable en la vida de las personas, la historia arranca con el ansia de la conquista de una pretendida madurez, idealizada en extremo por esa prisas por crecer que imprime la adolescencia. Ánimos dispuestos a extraer la máxima sustancia a la vida: el doloroso placer del primer amor, el despertar sexual, las bromas, las burlas y provocaciones, el ambiente convulso, la guerra fría, la música de los años ochenta… son algunos de los elementos que envuelven la primera etapa del libro.

La segunda parte retrata la vida de algunos de los anteriores protagonistas, su lucha por sobrevivir junto al miedo constante por única compañía. El intento de huida de esa pecera cuyas paredes les tiene atrapados y a la que las propias normas de supervivencia les ancla entre sus reducidos límites. Cada uno a su manera, intentando sobrevivir aunque se muera en el intento.

El hilo conductor de esta historia coral se centra en el negro José, un babalawo santero, curandero, consultor espiritual, poseedor de remedios y fórmulas para la salud del cuerpo y de la mente. La figura del santero es el punto de inflexión; aquél cuyos protagonistas recuerdan demasiado tarde o demasiado poco, o al que nunca se prestó suficiente atención. La importancia del negro José se revela casi con discreción, dejando al lector la oportunidad de atar los hilos. Un misterio sin duda bien manejado, pero al que el autor podría haber extraído mayor beneficio. Pero tampoco es posible obviar el carácter crítico que impregna la obra con respecto a las prácticas represivas, mal denominadas revolucionarias y que conforman cual telón de fondo las desgracias e infortunios de los protagonistas:

“Toda revolución termina por fortalecer al régimen que se propuso derribar” (p.254).

Lectura ágil y dinámica, donde se suceden numerosos acontecimientos, en el que el transcurso del tiempo y la recopilación de anécdotas es tal, que en ocasiones resulta algo confuso. Novela coral donde cada personaje deviene un ejemplo, un recuerdo, una víctima. El autor ofrece numerosos elementos que vienen a crear un mundo de sutilezas en relación a la impotencia, la frustración, el destierro, la soledad, el amor perdido,… emociones todas ellas revestidas de un manto de nostalgia por las incoherencias de una tierra que a pesar de echarte de casa es añorada con dolor, una tierra a la que sigues perteneciendo y amando. Llanto que se une al lamento por el inexorable transcurso del tiempo y la pérdida de la inocencia que lo acompaña.

“de las risas de la lejana adolescencia, al llanto y al dolor de la inminente madurez” (p.256).

Para cerrar estas palabras, tan solo sugerir especial atención en la cita de Charles Baudelaire que encabeza el libro y cuyas significativas palabras son un claro indicio del sentir que rezuman las palabras de Juan Carlos Romero Mestres.

Publicado: 21 Octubre 2007 01:39
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Paul Auster
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page ©  

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.86 segundos ¡que rápido!
Ir arriba