Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (25)
Miembros (0)
Anonimos (25)

Detalles



Miembros 7526
Visitantes 22469434
Hoy 833
Articulos 5693
Noticias 460
Enlaces 744
Screenshots 342
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11929
Foros 82862

Detalles...
 
El pintor de Flandes
 Comentamos su libro
 El pintor de Flandes
Título: El pintor de Flandes
Autor: Rosa Ribas
Género: Novela histórica
Editorial: Roca Editorial
ISBN: 84-96544-10-9
Página Web: www.rosa-ribas.com



Contraportada: Amberes, invierno de 1622. El joven pintor Paul van Dyck, hermano adoptivo del famoso Anton van Dyck, acepta el encargo de pintar un cuadro de enormes dimensiones para Don Juan de Tassis, Conde de Villamediana y Correo Mayor de Felipe IV. Abandonando el taller de Rubens, de quien se cree en secreto hijo ilegítimo, se dirige a Madrid con la esperanza de lograr la fama y la posición que cree merecer.

En Madrid, escondido en la casa del Conde de Villamediana, pinta un gigantesco retablo siguiendo las instrucciones que éste le va dando sólo en pequeñas porciones. Al mismo tiempo, aprende a moverse por el peligroso Madrid de los Austrias de la mano de Fernando Crespo, secretario de Don Juan.

La intriga que Villamediana teje alrededor del cuadro, una representación de la Degollación de San Juan Bautista, va desvelándose poco a poco. En el cuadro se revelan algunos de los secretos mejor guardados de las monarquías europeas.

Secretos que ignoran la mayoría de los visitantes del Museo del Prado, donde actualmente se encuentra el cuadro con el número de catálogo 1940.


CÓMPRALO AQUÍ

El pintor de Flandes    5 Pts : 3 Votos

Opinión de Icaras


Encontrar el aviso de Correos en el buzón de casa es señal inequívoca de la existencia de un envío dirigido a mi nombre. En este caso sabía que me esperaba un libro y a pesar de los años, siempre me sorprendo a mi misma notando esa leve impaciencia al romper el sobre que lo envuelve para descubrir su contenido. Este gesto me trae a la memoria los cucuruchos regalos sorpresa que mi madre me compraba cuando niña. Con el Pintor de Flandes me sucedió lo mismo, estaba impaciente por verle la cara a la novela que iba a leer, por verla y tocarla; sentidos que me acompañarían sin yo saberlo a lo largo de la lectura.

Con una exquisita portada cuya historia no le va a la zaga, la primera novela de Rosa Ribas invita al lector/a a adentrarse en una narración donde la traición con mayúsculas ocupa un lugar central. Paul Van Dyck, hermano adoptivo del famoso pintor flamenco Anton Van Dyck y supuesto hijo ilegítimo del aun más aclamado Rubens acepta el encargo de plasmar la degollación de San Juan Bautista. El retablo devendrá el instrumento que ayudará a mover los hilos invisibles de la trama de poder que enfrentan a Don Juan de Tassis, Conde de Villamediana con Gaspar Guzmán y Pimentel, Conde-Duque de Olivares.

Ambientada en el Madrid de los Austrias, la historia se desarrolla mediante una prosa cuidada y culta, donde ningún detalle desentona entre los diferentes ambientes por los que nos conduce la autora: la picaresca, la grandeza y altanería, la risa y la ironía, el engaño y la traición… todo ello repartido entre la plebe y los “grandes” de España.


La degollación de San Juan, cuandro en el que se basa El Pintor de Flandes.


Jugando con la memoria del protagonista, la trama se desliza a través de saltos temporales que mantienen la tensión necesaria para desenrollar una intriga que se va construyendo con la cotidianidad de la vida del pintor. Entre los diversos personajes, son muchos los que cautivan; Paul Van Dyck, cuyo nombre “prestado” le induce a una búsqueda de fama y fortuna pero que no está reñida con la honestidad y la bondad; el Conde de Villamediana, Grande de España, hedonista, astuto y manipulador; el Conde-Duque de Olivares,…

Rosa Ribas mantiene el pulso firme al coger el pincel y esbozar las personalidades, matizando los claroscuros de cada figura, donde no existen buenos o malos, sino simples personas enfrentadas a sus propios demonios. Porque no nos engañemos Rosa pinta a su vez un retrato de la España de Felipe IV que cautiva, que te sumerge directamente en el Madrid más auténtico, sintiéndote una espectadora privilegiada por tener la oportunidad de “visgar” entre bastidores como se desarrollan las mayores luchas de poder. Las palabras te envuelven e invitan a adentrarte en una historia arriesgada, puesto que desde el principio la autora desvela el secreto que hará girar todos los acontecimientos y la suerte de los personajes. Tampoco podía faltar como en todo buen libro que se precie la gastronomía hispana y su buen gusto por la exquisita comida, donde los dulces ocupan un lugar privilegiado en la dieta del protagonista.

El Pintor de Flandes ofrece una visión rica en todos los sentidos, rica en matices y colores, rica en personajes y sucesos complejos, rica en sensibilidad y humor… la paleta de Rosa ofrece un cuadro que invita a leer, preciso y elaborado con rigor. Tan solo una advertencia, esta lectura provoca adicción. Es una adicción peligrosa porque sin avisos te atrapa, con discreción y sin estridencias, y sólo te permite dejarlo cuando llegas al final. Palabra de lectora!

Icaras
Octubre 2006


Comentario de Papillon Alatriste


Próximamente
Publicado: 04 Octubre 2006 22:07
 
Comentarios
pagina 1 de 1
   Comentario ( Papillon Alatriste - 04 Octubre 2006 22:11)   
Desde aquí mi más agradecimiento a Icaras, por su excelente comentario y por la rapidez que se ha dado en leer y comentar el libro.
La verdad es que lo tengo ahora entre mis manos y no me puedo resistir en abrirlo y empezar a leerlo.
   Comentario ( Rosa Ribas - 15 Octubre 2006 14:17)   
Muchas gracias Icaras por este comentario. No tan sólo porque me ha dejado la impresión de haber encontrado una lectora que ha leído con atención e interés la novela, como se espera cuando alguien se ofrece ha comentar una obra, sino también -y esto ha sido muy importante para mí- porque al leer el comentario he sentido que había encontrado ese/a lector/a para quien escribía.
   Comentario ( icaras - 16 Octubre 2006 11:50)   
El placer ha sido mío. Leer un libro es algo más que sumergirse entre sus páginas, es conectar con una historia y hacerla tuya . La historia ha logrado cautivarme y espero que reciba la consideración que se merece.
   Comentario ( Yandiek - 27 Noviembre 2006 11:52)   
Ya te lo he comentado en un correo. Pero me ha parecido una gran obra. He disfrutado leyéndola, el juego de las dos historias me ha parecido excepcionalmente conectado, cosa muy difícil en este tipo de obras, la vida y muerte del cuadro excelente, el hacer del cuadro un personaje, al menos así lo he visto...
Una excelente novela Rosa.
   Comentario ( Agua-Marina - 08 Enero 2007 01:17)   
No he tenido el placer de leer el libro todavía, pero el comentario de Icaras y la próxima visita de Rosa me han hecho decidirme. Voy a comprármelo para poder disfrutar de tan buena lectura.

Excelente comentario, Icaras

Un saludo

   Comentario ( Jésvel - 09 Agosto 2007 24:06)   
Pocos caracteres para comentar una gran lectura. Casi me quedo con ganas de decir sólo que, para mí, es una novela que necesita ser releída. La terminas y quieres volver a saborearla.

Un gran relato donde se muestra mucho más que el tema histórico, con todos los matices que tan acertadamente señaló Icaras en su comentario.

Para mí, el tema del azar, de cómo estamos bapuleados y nos creemos dueños de nuestra vida y de hasta donde la vida difiere lo que de verdad vivimos de lo que creemos estar viviendo ha sido todo un descubrimiento.

El final de los finales, ese epílogo, da totalmente una nueva perspectiva a la novela y, como dije al principio, a uno le queda la sensación de que, para comprenderla realmente, hay que volver a leerla.

Por cierto, uno se vuelve goloso leyendo las meriendas...
   Comentario ( Rosa Ribas - 09 Agosto 2007 07:46)   
Gracias por el comentario, Jesvel.

Quizás un día podamos organizar una merienda "barroca" y probar todos esos manjares. Aunque el peligro es que nos pase como a Paul y la ropa se nos quede estrecha.

De nuevo gracias por tu comentario y la lectura que has hecho de la novela.

Un abrazo
Rosa
   Comentario ( Jésvel - 23 Febrero 2008 19:34)   
Mi madre está releyendo el libro (lo leyó después que yo este verano) y dice que, verdaderamente, merece la pena releerlo.

Por supuesto yo pienso volver a leerlo, pero ¿para cuando esa merienda "barroca"?

Un fuerte abrazo.
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Anddy Landacay Hernández
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page ©  

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.59 segundos ¡que rápido!
Ir arriba