Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (59)
Miembros (0)
Anonimos (59)

Detalles



Miembros 7525
Visitantes 22284024
Hoy 1811
Articulos 5693
Noticias 460
Enlaces 744
Screenshots 342
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11929
Foros 82859

Detalles...
 
 Textos literarios Directorio
 Artículos de Opinión - Libros, lectura y educación
 VERDAD

Artículos de opinión y ensayos entorno al mundo de la literatura, el fomento a la lectura y el ámbito educativo.
 
VERDAD
Publicado por anferlopez20 23 Agosto 2015 11:47


A estas alturas de la vida se hace difícil creer en la pureza en ninguno de los órdenes de la vida. Cuando se trabaja con pequeños sabemos que es imposible que te crean algo de lo que les aportes que no sea de verdad. Y sin embargo cada día más son los mayores los encargados de acompañar a los pequeños durante más horas al día y de ser los familiares más cercanos por los problemas derivados de las jornadas laborales a que se encuentran sometidos sus padres. Parece una contradicción pero en la práctica no hay tal. Los pequeños escuchan cualquier cosa que se les diga y hasta pueden dejar entender que le hacen caso y que actúan en consecuencia, pero si un pequeño detecta que lo que se le ordena no va acompañado del comportamiento de quien se lo ordena, no tendrá la menor duda de que debe pasar de lo que se le ha dicho y hará caso a lo que vea de verdad en el comportamiento de quien se lo esté diciendo.
Con demasiada frecuencia funcionamos a base de hacer lo que yo os diga pero no hagáis lo que yo haga y esto casi de manera cotidiana porque una cosa es sembrar y otra dar trigo. Con los pequeños, con inusitada facilidad nos comportamos como si fueran tontos. No nos damos cuenta de que no tiene nada que ver el ser pequeño con el ser tonto. Con toda facilidad entienden que les ofrecemos un conjunto de normas y les pedimos que las cumplan pero nosotros las ignoramos por completo. Sin solución de continuidad ellos van a pasar por completo de lo que les contamos, que les va a sonar a milongas y se van a comportar como nos ven comportarnos a notros. La influencia de cualquier persona de referencia sobre un menor es alta, muy alta, puede que incluso determinante pero no en relación directa a lo que el mayor pretende del pequeño sino en relación a lo que el pequeño recibe verdaderamente del mayor. La relación se mueve, por tanto, como en dos planos: el formal o aparente y el real o efectivo y verdadero.
Podríamos poner miles de ejemplo del acontecer cotidiano para ilustrar lo que decimos aunque pienso que quien lea estas líneas estará de acuerdo con lo que se dice y tendrá de su propia relación miles de ejemplos que la ilustren. A título de muestra ahí van algunos. El maestro que entra en la clase y a voz en grito les ordena a los pequeños que hablen bajito porque si no no nos oímos unos a otros. Que hay que procurar aficionarse a la lectura y leer cada día cuando los pequeños lo están viendo que jamás lee. Que hay que respetar la opinión de los demás cuando el propio maestro es el que en todo momento dictamina cómo han de ser las cosas en clase y no atiende ninguna sugerencia de ningún alumno. Este conjunto de incongruencias forman un cuerpo de falsedades que son entre las que se desenvuelven los pequeños cada día y dan como resultado que los responsables adultos viven en una onda y los pequeños se mueven en otra. Pero los pequeños necesitan de la influencia de los mayores porque no conocen el mundo y tienen que aprenderlo de los que tienen cerca.
Entonces sucede un fenómeno muy sencillo aunque muy desdichado. Los pequeños están asumiendo lecciones de los adultos sobre cómo han de comportarse en la vida, pero no son lasque los adultos les dicen cada día sino sobre las que ellos ven en sus comportamientos reales. Si ven a los adultos gritar, digan lo que digan aprenderán a gritar, si los adultos son violentos con ellos, digan lo que digan aprenderán a ser violentos. Si los adultos les dicen una cosa y hacen otra, los pequeños aprenderán a mentir de manera sistemática. Hay que ser muy humilde, por tanto para permanecer con un pequeño y saber que sólo lo que somos de verdad es lo que les transmitimos y que los sermones tienen un recorrido muy corto en educación porque sólo vale lo que somos de verdad. Que los niños necesitan de nosotros lo que somos, no lo que decimos que somos.

MAS INFORMACION
Formato de Impresion Enviar a un Amigo
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Usuarios registrados pueden publicar Textos literarios
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Karin Hnatow
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page © ARTICULOS 

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.22 segundos ¡que rápido!
Ir arriba