Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (68)
Miembros (0)
Anonimos (68)

Detalles



Miembros 7526
Visitantes 22542847
Hoy 1360
Articulos 5693
Noticias 460
Enlaces 744
Screenshots 342
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11929
Foros 82862

Detalles...
 
 Textos literarios Directorio
 Artículos de Opinión - Libros, lectura y educación
 INTEGRADOS

Artículos de opinión y ensayos entorno al mundo de la literatura, el fomento a la lectura y el ámbito educativo.
 
INTEGRADOS
Publicado por anferlopez20 02 Agosto 2015 12:31


Hemos repetido de muchas maneras que tantas vacaciones no nos parecen aconsejables para los pequeños. Que hay demasiado espacio entre el último día de clase y el primero del próximo curso, para el que todavía falta un mes. Que terminan por disociar los dos estilos de vida y que sufren verdaderos traumas para asumir los nuevos porque ya han desconectado del que tuvieron el curso anterior. Que las personas terminamos por adaptarnos a casi todas la situaciones pero que eso no significa que no pudiera haber maneras de distribuir el tiempo más acordes a la evolución afectiva y que no parezcan dos compartimentos estancos y en muchos casos hasta contrapuestos.
Visto que esta es la realidad más frecuente y que hay toda una manera de vivir en la que se desenvuelve la familia en época veraniega, quizá no esté mal dilucidar lo que podría ser mejor para los pequeños, una vez que han de vivir con todos los miembros de la familia y que no disponen del paraguas ordenado de la estructura escolar que los proteja. Los pequeños suelen ser esos seres que condicionan la vida de los demás y que siempre andan por medio sin que nadie sepa muy bien qué hacer con ellos. No es raro encontrarlos de mano en mano sin orden ni concierto y más bien incordiando a unos y a otros porque ninguno sabe muy bien qué es lo que puede hacer con ellos y dónde localizarlos para que cumplan alguna función y desarrollen un papel en el conjunto. No es difícil encontrar una secuencia ordenada para la familia durante el veranos siendo así que todo el orden que conocemos está como en otro sitio y desarrollando una serie de actividades que están fuera o al margen de las que se desarrollan en periodos vacacionales.
La idea de que los pequeños son miembros del grupo como cualquiera otro sea la primera piedra de convivencia que todos deben asumir desde el primer día. Con la única diferencia en todo caso que mientras los miembros mayores son capaces de valerse por sí mismos, en el caso de los pequeños tienen que estar en cada momento bajo o cerca de la mirada vigilante de alguno de los mayores del grupo porque no pueden valerse en todo momento por ellos mismos. Al mismo tiempo hay toda una serie de actividades, limpieza, comida, sueño, que son un tanto específicas de los pequeños y que se producen en tiempos distintos de los mayores lo que viene a reforzar la idea de que un adulto, el mismo o distinto según los casos, debe responsabilizarse de asumir esas atenciones diferenciadas del resto para que se sientan integrados en el conjunto. Si estas atenciones se cubren con la diligencia debida no estaría de más que, una vez resueltas, los pequeños pasaran a formar parte de las secuencias del grupo y se les pudiera ver en los mercados acompañando a quien tenga que hacer la compra, lo que les va a servir como magnífica fuente de relación social con los vecinos así como escuela de conocimiento sobre ingredientes y elementos que integran las necesidades alimenticias cotidianas, a la vez que se sienten miembros de su familia.
Hay horas en las que es algo más fácil ofrecer una actividad como pueden ser aquellas en las que el resto de los miembros se solazan con el agua y con las sombrillas. Conviene entonces estar pendiente de la seguridad, de los cuidados sobre la exposición al sol en exceso o de tener cerca de ellos una botella con agua para que de vez en cuando no les falte un sorbo, cosa que fácilmente se les va a olvidar porque ellos van a estar pendientes del juego sobre todo. Las comidas de mediodía pueden ser comunes sin mucho problema y sólo hace falta que un adulto se preocupe del cuidado y del orden de los pequeños para que su alimentación se produzca en tiempo y forma. Si las cosas se han hecho razonablemente bien podemos disponer seguramente de un buen rato de siesta reparador para todos y un grato paseo por la tarde, con lo que tenemos más o menos ordenado un ritmo de vida para estos tiempos sin escuela.

MAS INFORMACION
Formato de Impresion Enviar a un Amigo
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Usuarios registrados pueden publicar Textos literarios
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Susana Guzner
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page © ARTICULOS 

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.38 segundos ¡que rápido!
Ir arriba