Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (26)
Miembros (0)
Anonimos (26)

Detalles



Miembros 7528
Visitantes 23137275
Hoy 676
Articulos 5693
Noticias 460
Enlaces 744
Screenshots 342
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11929
Foros 82863

Detalles...
 
 Textos literarios Directorio
 Cuentos y Relatos
 La Montaña de Cuarzo

Cuentos cortos, relatos de terror, misterio, suspense, románticos, ciencia ficción, dramáticos...
 
La Montaña de Cuarzo
Publicado por edrapecor (Original de - Venezuela) 30 Enero 2015 19:40

Montaña de Cuarzo.

Fanfiction de Jennifer´s Body y The Thing

Autor: Edgar R Pérez C.

Seudónimo Edrapecor

©Edgar R Pérez C 2015

ISBN 978-1-326-16976-3
http://youtu.be/_lOPFyFgRRo
Estoy en el centro comercial Avenida Principal. Moderno, vibrante, tecnológico. No está hecho para ancianos como yo. Uno desluce y entorpece. No se caminar rápido, me cuesta subir por las aceras rodantes, llevar dinero en efectivo ya es obsoleto.

Generalmente los ancianos usamos tarjetas con clave, no sabemos usar los medios biométricos de pago. Sin embargo, me gusta venir....aquí mismo. Hace más de 60 años fue donde la vi por primera vez....

Era un patio inmenso. 2 cuadras exactas. Las viejas decían que fue un hospital militar, después que fue un cuartel de caballería.. Por ultimo lo que era. Para lo que servía. Un patio gigantesco para jugar béisbol, futbol, básquet boll,para caerse a golpes por el amor de las muchachas.. Un filántropo de 9na trajo unas gradas de madera armables, con soportes de acero. El acero se oxidó y la madera se pudrió. No nos importó para nada. Teníamos 10,11 y 12 años. Podíamos ver ,jugar, ser espectadores,pitar,gritar y mojarnos cuando llevaba la lluvia.

Yo tenía varias funciones para mi equipo, que se fueron incrementando. Era bateador auxiliar, también el anotador, igualmente era el que siempre opinaba en las controversias.
Es out. Es quieto. Bateaste para adelante. Bateaste para atrás...más o menos teníamos un equipo infantil de baseboll... con un detalle. Ninguno habíamos pasado las pruebas para jugar en los verdaderos equipos infantiles de baseball. Miopes, gordos, asmáticos, gritones y malos estudiantes, hijos de padres disfuncionales...eso éramos. Teníamos nuestro propio nombre...LOS RELAMPAJU...

Siempre teníamos un gran reto y por más que lo evitábamos , siempre llegábamos al mismo cajón.. Jugar contra los de la calle Santander . Eso siempre era un problema, adicionalmente a todo lo que teníamos nosotros, ellos eran más tramposos, habían dos bien "alzados" que sabían pelar, el pitcher tenía la costumbre de lanzar pelotazos al cuerpo cuando las cosas no estaban saliendo bien a favor de ellos, para acabarlo todo en pelea y lo peor. Eran los hermanos de todas y cada una de las chicas que nos tenían más que locos...

Y ahí estábamos, en el noveno inning, 2 a 2 , 2 out, uno de los chicos parado en segunda base, y nuestro bateador quien era lo más insigne de los relampaju... el que no le pegaba a la bola no que se la pusieran en bandeja de plata. Ese no era otro que yo mismo.

¡Vamos idiota¡. No la vayas a cagar-me grito el sinvergüenza del mono Carlos .

Strike-gritaron todos ante mi fabuloso abanicado a más de 15 centímetros de la pelota.

¡Imbécil¡.¡marico¡.¡coño de tu madre¡- gritaba mi gente, ante las risas y gestos de los otros.

Ahí viene. Ahí viene-

Strike -gritaron todos ante otro abanicado mío que se estrelló contra el suelo.

¡Ganamos¡..¡Ganamos¡¡.. Gritaban todos... y ahí la vi. Estaba sentada en las gradas.

Mire al pitcher. Y lanzo. Y vi venir la bola en cámara lenta, cada vez más lenta...le di con el alma y vi como la pelota se elevaba ,perdiéndose en la lejanía...corrí por las bases, viendo las gradas....era..Era..Era..Lilly Collins. Claro que era Lilly Collins..Bella..Las cejas. Los ojos verdes...la chica de mis sueños. Que hacía que yo viera todas sus malas películas. Pero no me importaba.... Llegue y mi equipo me lanzo a los aires gritando. Habíamos ganado. Era mi primer y único batazo en el año...pero el decisivo..

A coñazos te vamos a reventar-gritaron los del otro equipo y salimos de una vez corriendo, gritando y burlándonos. Los RELAMPAJU habían derrotado limpiamente a los bichos más feos de la zona. Ya sabía que no podía ir a la panadería, al cine, al campo de béisbol, a la plaza ni a ninguna fiesta...Esa noticia corrió como reguero de pólvora. Mis compañeros de equipos. Tan valientes todos. Me dejaron solo. Para no llevar golpes cuando me encontraran...

En la escuela ese era el comentario general. Que pronto iríamos a ser nuevos otra vez en el liceo y nuestro triunfo 4 a2 ... Y el destino siempre te encuentra...ya lo sabía. Estaban tres caminando. Detrás de mí...Comencé a correr. Y ellos también...veía un zaguán para meterme, la sastrería del italiano. Ahí me escondería y esperaría que se me secara el pantalón mojado de orine.

¿Qué te pasa Frank ?-me dijo la voz del Negro Haiti. Uno que trabajaba en la zona, de 14 años, hijo de un haitiano que nos hacia la jardinería. Un chamo fuerte y tosco.

Me detuve aterrado. Haití vio y comprendió.

No vamos a correr.- me explicó tranquilamente, viendo y midiendo a los dos que pretendían darme una paliza.

Yo si-dije aterrado.

No vas a correr-me dijo Haití, cuando los tres llegaron junto nosotros. Ahora no se veían tan convencidos.

Vamos entendiéndonos-les dijo Haití-¿Tú te quieres caer a coñazos conmigo?.

Eso no es contigo.-repuso uno de ellos tragando grueso.

Ahora sí. Mamita-le dijo Haití tocándole la cara a uno de ellos- Vamos. Compláceme. Somos varones. Sal pa' lante.

Los tipos se evadieron.

¡Que va¡. No te vas-dijo el negro empujando a otro que se desplomó en el suelo. Los otros dos vieron a todos lados...

Te quedas ahí. NO te levantes - le ordenó Haiti, paras ser obedecido mansamente. Los dos optaron por irse caminando lentamente.

Estoy muerto-le dije a Haití, viendo como el que estaba en el piso me miraba.

Le das y te busco en tu casa-apunto con el dedo Haiti. - Él es blanco. Pero somos hermanos. El caso es que mi mama era una puta tan igual como la tuya. Así que ya lo sabes.

Ambos nos fuimos caminados lentamente.

Le di la mano al Negro.

¿Hermanos?-le dije.

Hermanos.-me contestó Haiti.

Ya eres del equipo.

Haiti asintió. Era nuestro. Un auténtico peligroso en los relampaju. Pero nadie lo había aceptado en equipo alguno. Ya tenía mi aval.

Sigue leyendo aqui::
http://lasactualidadesdeedrapecor.escribirte.com.ar/18250/la-montana-de-... o aqui

http://megustaescribir.com/obra/5085/montana-de-cuarzo

o aqui::
https://youarewriter.wordpress.com/2015/01/25/demente-edrapedcor/ Texto

MAS INFORMACION
Formato de Impresion Enviar a un Amigo
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Usuarios registrados pueden publicar Textos literarios
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Joaquín Leguina
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page © ARTICULOS 

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.31 segundos ¡que rápido!
Ir arriba