Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (58)
Miembros (0)
Anonimos (58)

Detalles



Miembros 7527
Visitantes 22969199
Hoy 534
Articulos 5693
Noticias 460
Enlaces 744
Screenshots 342
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11929
Foros 82863

Detalles...
 
 Textos literarios Directorio
 Mis viajes
 Experiencia Caracas

Cuenta tu viaje, guía o ruta.
Descríbenos a modo de aventura, ese viaje que quieres contarnos.
 
Experiencia Caracas
Publicado por Bel (Original de - Cronicas desafortunadas) 16 Junio 2008 24:57

Comenzar a escribir sobre mis dias en Caracas, es algo que me resulta un tanto confuso. No imagino un hilo conductor de mi relato, una idea principal para destacar o un tema puntual que resuma todo lo que siga a continuacion. Quizas el motivo de tal desconcierto sea que en mi experiencia (vale la pena recalcar, en mi experiencia) no existe tal cosa en la particularmente bonita capital de Venezuela.

Caracas es una ciudad en un valle. Fue fundada como ciudad colonial alli, por la proteccion que brindaba el entorno natural. Impresiona al visitante, divisar tras los edificios del centro, la alta cadena de elevaciones verdes. Se mezclan desorganizadamente las alturas, y si uno toma una foto, todo forma un pasaje unico y ricamente contradictorio.

Desde sus días de pequeña colonia ha crecido mas alla de su planicie. Los “bordes” de las distintas elevaciones que la limitan, han sido invadidos por innumerables casas de aspecto fascinante. Uno no puede imaginar como se accede a cada vivienda, ya que no existen calles, veredas o circulaciones comunes. Inestables, se apoyan unas sobre otras, como juegos de cartas que parecen evitar el viento para no desplomarze contra el suelo, contra el valle.

Aun me sorprendo al recordar lo dificil que me fue conseguir un mapa de la ciudad, al punto que recurri a “tomar prestado” uno de una pila, en un hotel-restaurant que los tenia destinados a sus huespedes (grupo al cual yo no pertenecia). Me resulta imprescindible mencionar que no pude realizar el rito que repito cuando visito una ciudad nueva: comprar un libro sobre su arquitectura. Recorri todas las librerias que me señalaron, pero fue en vano, los vendedores quisieron convencerme de que no existe tal cosa (yo, aun, dudo).

Sin embargo, no son estas las caracteristicas que mas marcaron mi visita. Una conclusion a la que pude arribar solo cuando hube tildado los sitios que queria visitar de la lista que -junto a algunos libros y a internet- habia escrito antes de abandonar Buenos Aires. Caracas no es una ciudad para peatones. El concepto evolucionado de diversas maneras en las ciudades a travez de los tiempos y de los continentes, no existe como tal. Numerosas son las causas que perturban la circulacion de la gente naturalmente.
Las veredas no son una condicion ligada a la manzana. En muchos sitios no existen, en otros, se interrumpen sin motivo. Descubri que solo podia sortear esta dificultad, siguiendo a los demas peatones apresurados, que atraviesan calles y edificaciones siguiendo reglas aparentemente establecidas, pero que no se anuncian en ningun sitio. El problema tiene por una de sus causas, que las autopistas, de hasta 4 carriles, rasgan la ciudad al nivel 0.00. La lastiman en secciones longitudinales, inconexas. Es imposible atravesarlas en sentido perpendicular. Uno debe recorrer varios quilometros para encontrar algun elemento que permita cruzar de un lado al otro.
Como funciona entonces la ciudad? Me encontre aquí, con la gran solucion que no pareciera relacionarse con las demas actitudes y vicios de la capital. El metro. Recorre subterranemente los sitios mas importantes, con una limpieza, presicion, tecnologia y utilidad que sorprenden al pensarlo en su conexto.

La gente que se queria dirigir a mi, lo hacia en inlges. Yo aclaraba que mi idioma era el español, pero en repetidas vrces no consegui entenderles. Muchas palabras me eran nuevas, otras, tenian significado diferente (y hasta grosero, note por sus caras atonitas) y en casi todas las oportunidades, no pude descifrar que era lo que estaban diciendo.

La temperatura ronda los 22º y los 28º C, todo el año. Practicamente siempre, el dia esta bueno, soleado y con esa temperatura tan agradable. Dicen que existe solo una estacion, que es la de las lluvias, y que coincide con el verano. Me pregunto –pero no estuve el tiempo necesario para descifrarlo- como ese clima particular pueda afectar el carácter de sus habitantes.

Las propagandas de gobierno, se mezclan graciosamente con la esponteidad de la ciudad. Carteles gigantes, gente con remeras y grafitties aturden y a la vez hacen pensar.

Ahora ya como arquitecta, me resulto fascinante caminar por la Ciudad universitaria y por la urbanizacion El Silencio del famoso arquitecto moderno Villanueva. Lei que la Ciudad Universitaria, contiene la mayor cantidad de metros cuadrados construidos según el Movimiento Moderno estricto en Latinoamerica. Me quede pensando en Brasilia… pero tal vez por ser ciudad, no cuenta… De una u otra forma, fue halagador recorrer sus extensos corredores exteriores, y sacar fotos como si buscara conformar un catalogo de las distintas posibilidades y tipologias que responden a tal movimiento, hoy ya caido en desgracia.

Para concluir mi relato, y retomando mis palabras al iniciar esta descripcion de mi experiencia, diria que, insisto con las contradicciones, pude conocer al menos dos Caracas. De una he citado algunas vivencias, anteriormente.
Pero hay otra, que se ve entrecerrando los ojos, cuando el sol se oculta tras los cercanos bordes naturales. Cuando uno baja en el teleferico los 2.800 mts desde el Avila, y puede visualizar como un negativo de la mancha que deja la ciudad. Uno puede armar el mapa que es tanto cuesta conseguir en las tiendas. Uno cree comprender que si existe una logica en la azarosa disposicion de las miles de luces, en los bordes de la ciudad, entre las casas que se alinean sin calles. El paisaje es bellisimo e indescifrable. Uno se afana en tomar fotografias, pero el desconcierto al mirarlas, es que nada trasmite esa fuerza y calma que uno siente al observar la noche de Caracas.



Formato de Impresion Enviar a un Amigo
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Usuarios registrados pueden publicar Textos literarios
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Oscar Orellana Sanhueza
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page © ARTICULOS 

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.5 segundos ¡que rápido!
Ir arriba