Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (45)
Miembros (0)
Anonimos (45)

Detalles



Miembros 7528
Visitantes 23177732
Hoy 186
Articulos 5693
Noticias 460
Enlaces 744
Screenshots 342
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11929
Foros 82863

Detalles...
 
 Textos literarios Directorio
 Mis viajes
 La Diosa

Cuenta tu viaje, guía o ruta.
Descríbenos a modo de aventura, ese viaje que quieres contarnos.
 
La Diosa
Publicado por ATENEA 41 02 Octubre 2007 19:12

Siempre me ha gustado viajar, conocer la historia que nuestros antepasados dejaron impresas entre las piedras de sus monumentos, pinturas y mosaicos.
Es por eso que cuando me hice mayor y gané algún dinero, mi primer objetivo a cumplir fue viajar por todos los rincones de España buscando historias escondidas entre los restos de las piedras de los castillos, palacios, y demás monumentos antiguos.
Recuerdo que en cierta ocasión en que fui a visitar una ciudad rica en murallas y casas árabes encontré una muy particular. Se encontraba en un estado de conservación bastante bueno con unos salones impresionantes y unos jardines donde en otros tiempos habían mostrado su esplendor plantas y árboles traídas del norte de África. Estos jardines tenían unas vistas maravillosas sobre un desfiladero por cuyo fondo cigzineaba un riachuelo seco en verano pero bastante caudaloso durante los meses de invierno. Sus fuentes aún funcionaban saludando a los visitantes con chorros de agua fresca y cristalina.
En el centro del hermoso jardín se encontraba la estatua de una mujer joven y bella, con una melena que le llegaba hasta la cintura y unos ojos preciosos pero tristes. Ver aquella imagen tan grande, impresionante y bien conservada me pareció algo anormal en un recinto de construcción árabe.
De pronto una mujer mayor y con una sonrisa que invitaba a imitarla se acercó hasta mí y, colocándome una mano en la cintura dijo:
- ¿Señorita, le ocurre algo?
- No, muchas gracias – conteste -. Simplemente me ha sorprendido ver esta esfinge aquí. ¿Siempre ha estado en el mismo lugar?
- Que yo recuerde si. Esta imagen tiene la propiedad de ser la dueña y señora del jardín y de toda la casa, y además es de carne y hueso.
- ¿Cómo dice, señora? ¿De carne y hueso?
- Así es señorita. Vera usted. En este pueblo tenemos una leyenda acerca de esa imagen. Por lo visto un gran señor vivió en esta casa hace mucho tiempo. Él mandó construir sus muros, sus patios y sus jardines. También mandó construir una escalera esculpida en la piedra del tajo que lleva hasta el fondo del barranco, allá al río. Era un príncipe árabe que tenía muchas esposas y sirvientas las cuales darían sus vidas en caso necesario para complacer a su señor. Pero entre todas las mujeres que servían en el palacio había una esclava dulce como la miel y bella como las flores del jardín.
Nuestro príncipe se enamoró perdidamente de ella, pero esta señorita no quiso corresponderle. Tenía un novio con el que se encontraba a escondidas, lejos de los ojos del señor y sus criados y con el que quería casarse para formar un hogar y tener unos hijos. Un día la pareja de enamorados fue descubierta besándose en la oscuridad y ello provocó que nuestra sirvienta fuese conducida ante su dueño atada como una delincuente. El príncipe, colérico, ordenó que el muchacho fuese vendido y nunca más se supo de él.
Cuenta la leyenda que la chica lloró la perdida de su amor más que el propio dolor que le proporcionaban los latigazos que recibía su joven e inmaculada espalda.
El señor le imponía su amor con amenazas mezcladas con llantos, y ella, decepcionada y desecha por su desgracia se negaba continuamente. Entonces éste, despechado, ordenó que la matasen de forma que su cuerpo no se viese alterado y que luego la cubriesen de cera para convertirla en su amor eterno.
De esa forma, la pobre esclava fue despojada de sus entrañas, convertida en estatua de cera y colocada en el lugar más amplio y visitado de la casa para que todos los invitados pudiesen admirar la gran obra de arte.
Cuenta la leyenda que una noche de fuerte tormenta se presentó una luz tan brillante que dejaba ciegos a todos cuantos la miraban. Permaneció en el jardín por espacio de diez minutos durante los cuales una voz melodiosa parecía hablarle a la figura de cera. Cuando lo luz desapareció la estatua seguía en su sitio pero su apariencia era de mármol y su espíritu de diosa.
En las noches de luna llena, dicen algunos vecinos que han visto bajar de los cielos una figura con forma de hombre que se ha posado sobre nuestra estatua y ha permanecido con ella hasta el amanecer, y que ésta, al día siguiente, ha brillado con más intensidad que nunca.
Y desde entonces todas las personas que visitan el palacio se detienen en contemplar a la esclava hecha diosa y sus corazones laten deprisa cuando tienen la oportunidad de contemplar tanta belleza.
- ¿Y usted piensa que hay algo de verdad en esta historia? - contesté un poco intrigada.
- No lo se, señorita. Solo puedo decirle que a los turistas les gusta oírla. ¿No es así?
- Ya lo creo, señora. Gracias por contármela.
Cuando salí de la casa llevaba una lágrima a punto de caer de mis ojos al pensar en la historia tan bonita que me había contado la anciana, y en como un sentimiento tan hermoso como es el amor puede convertirse en algo tan atroz como es el mismo odio hacia la persona por la que momentos antes se ha podido dar hasta la propia vida.




Formato de Impresion Enviar a un Amigo
 
Comentarios
pagina 1 de 1
   Comentario ( Paulina - 23 Mayo 2008 22:17)   
Preciosa historia "la Dama".
Atenea 41 ¿se puede saber en que lugar se encuentra esta hermosa Dama.
Felicidades por Todo cuanto escribes.
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Usuarios registrados pueden publicar Textos literarios
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
AMADO STORNI
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page © ARTICULOS 

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.52 segundos ¡que rápido!
Ir arriba